Bambini in classe nella Scuola Elementare "Deborah Ricciu - Espandere Orizzonti" a Kibiri, Kampala (Uganda)
LA ESCUELA

El 23 de enero de 2017 se ha iniciado en nuestra escuela de Kibiri, cerca de Kampala (Uganda), el primer año escolar de primaria. El programa, íntegramente gratuita, durará 7 años (equivalente a la duración del ciclo escolar de primaria en Uganda) y será dedicado, en una primera fase, a una única clase compuesta de 15 niños. Estos niños saldrán en el 2024, cuando tengan 13-14 años. Será una labor importante, un reto que nos hemos propuesto con nosotros mismos y los parientes de estos niños, muchos de ellos huérfanos. Nuestro objetivo es formar niñas y niños que tras 7 años puedan superar los testes de admisión de los más prestigiosos institutos superiores ugandeses y disfrutar de bolsas de estudios merecidas por su buena labor que les consentirán proseguir los estudios y la posterior inserción en el mundo laboral. Hemos hecho una elección de calidad y no de cantidad, al contrario que muchas otras escuelas ugandesas, que tienen clases formadas de 80-100 niños con el solo objetivo de lucrarse de las tasas escolares. Nosotros hemos preferido optar por una calidad didáctica, formativa y educativa, sólo posible con pocos alumnos y más profesores (¡y de calidad!) sean ugandeses o europeos. Nunca alcanzaremos ayudar a todos los niños africanos, pero a aquellos que ayudemos, queremos ayudarles bien! Por este motivo, será fundamental la aportación de los maestros europeos que trabajen día a día con sus colegas ugandeses aportando su bagaje de conocimiento y experiencia, en parte todavía desconocida en Uganda. La enseñanza será a-confesional y tratará también muchísimas actividades manuales y prácticas, lúdicas y deportivas. En la escuela también estará presente una “baby class” de escuela infantil con 10 niños de edades comprendidas entre 2 y 4 años y una “top class”, con 10 niños de edades comprendidas entre 4 y 5 años, huérfanos o pertenecientes a familias muy pobres y sin recursos de Kibiri.

DEBORAH RICCIU

ESPANDERE ORIZZONTI